TECNICAS DE TRABAJO CORPORAL

“Encuentros con nuestro cuerpo”

Encuentros con nuestro cuerpo es un  taller dirigido a todo tipo de personas, que tiene como objetivo  mejorar el bienestar y la salud física y psíquicas de las personas interesadas en el mismo,  a través de la práctica y toma de contacto de nuestro cuerpo y nuestra psique.

Para la realización del mismo nos hemos basado en los conocimientos que sobre este tema nos aportan las llamadas “TERAPIAS CORPORALES”. Estas disciplinas son fundamentalmente LA TERAPIA BIOENERGETICA de W.Reich y A. Lowen, DIAFREO, que se basa en los principios de la fisioterapia fisiológica muscular de la fisioterapeuta Frangoise Mézières y de la  Técnica de FOCUSING de (Gendlin, 1981)

 

Para centraros un poco en el tema, para aquellos que no conozcáis estas disciplinas deciros que :

Entendemos por  Terapias Corporales  el conjunto de corrientes  psicológicas que tienen como objetivo común combinar el trabajo con el cuerpo y la mente para ayudar a la gente a resolver sus problemas emocionales y desarrollar su capacidad para el placer y la alegría de vivir.   

 

La tesis fundamental es que el cuerpo y la mente son funcionalmente idénticos, esto es, lo que ocurre en la mente se refleja en el cuerpo y viceversa, por lo tanto la mente y el cuerpo pueden influenciarse mutuamente, lo que uno piensa puede afectar a como uno se siente y viceversa.

Sin embargo esta interacción está limitada a los aspectos conscientes o superficiales de la personalidad. A nivel más profundo, esto es, al nivel inconsciente, tanto el pensamiento como los sentimientos están condicionados por procesos energéticos.

Los procesos energéticos no son otros que la producción de energía a través de la respiración y el metabolismos y la descarga de energía mediante el movimiento, es decir las funciones mas básicas de la vida.

Cuanta más energía tiene una persona más vitalidad, movimiento y expresión va a tener.

No podemos evitar la rigidez que viene con los años, lo que podemos evitar es la rigidez debida a las tensiones musculares crónicas que resultan de los conflictos emocionales sin resolver.

El ser humano se mueve fundamentalmente desde tres instancias: corporal, emocional y mental. Cuando hay una coherencia entre lo que sentimos, pensamos y expresamos estamos en armonía.

Así experimentamos la vida en forma de espiral, porque al acabar una experiencia uno se ha enriquecido, y por lo tanto no se encuentra en el mismo punto que al iniciarla. Es vivir el presente desde la espontaneidad, pisando y descubriendo a cada paso terreno nuevo.

Pero puede darse el caso que una persona se sienta bloqueada e incapaz de resolver una situación en el presente. En este caso la persona entra en estrés crónico.

Cuando esta situación se da, el cuerpo reacciona aumentando la actividad de la musculatura del corazón y de la respiración. En cambio otros sistemas se deprimen; se puede perder el apetito, la libido (entendido en su sentido amplio) y padecer insomnio. Podemos decir que el organismo en conjunto se altera y queda en alerta.

Se instala una lucha interna entre  lo que queremos y lo que debemos hacer, entre lo espontáneo y lo impuesto.

Las endofirnas anestesian el dolor muscular, y, en parte, nos protegen de aquellas sensaciones corporales que están asociadas a determinados sentimientos, así como imágenes, recuerdos y pensamientos, que se enlazan con experiencias dolorosas de nuestra vida, el precio que pagamos es el de sentir un poco menos,  el cuerpo  pierde sus formas armónicas, flexibilidad, fijándose en una actitud corporal determinada, debido a las contracciones de la musculatura motriz y/o lisa que afectan al diafragma y en consecuencia a la respiración que ya no puede hacerse con amplitud y relajadamente.

Una vez que las contracciones quedan fijadas el cuerpo para mantenerse en equilibrio debe hacerlo con un sistema de fuerzas y contrafuerzas, que le llevan a tener que compensarlas, lo cual conlleva a un desgaste desmesurado del organismo   que nos lleva a un desequilibrio físico y/o psíquico que con el tiempo puede manifestarse de una forma determinada.

Nuestro cuerpo y actitud corporal nos habla de nuestra historia.

El proceso de supervivencia y adaptación puede suponer la pérdida de una parte de nuestra identidad, y lo hacemos a base de acortar y tensar los músculos para evitar o bloquear tensiones y expresiones emocionales.

Las tensiones profundas o crónicas configuran, lo que llamamos “sistema defensivo”, y la forma de relacionarnos y además influye en todos los demás sistemas (visceral, esquelético, circulatorio, linfático, hormonal y energético).

Al desbloquear estas tensiones profundas también desbloqueamos contenidos emocionales que pueden aflorar sin causa aparente.

 

BENEFICIOS DE LA PRACTICA HABITUAL DE BIONERGETICA Y DIAFREO.

 

-     LIBERAR LA RESPIRACIÓN ESPONTANEA

-     VIVIR Y SENTIR LA RELACIÓN ENTRE NUESTRO CUERPO Y NUESTRA MENTE Y ASÍ DESBLOQUEAR LA EXPRESIÓN EMOCIONAL DEL CUERPO.

-     ENCONTRAR RECURSOS PAR QUE PODAMOS SUPERAR EL MIEDO A SOLTAR DEFENSAS.

-     CONECTAR CON EL DOLOR OCULTO Y ATRAVESARLO, PARA PODER RESOLVERLO.

-     MAYOR COMPRENSIÓN DE UNO MISMO PARA PODER AUMENTAR NUESTRAS POSIBILIDADES DE EXPRESAR Y CAMBIAR.

-     MAYOR VITALIDAD Y POR LO TANTO MAYOR VITALIDAD FISICA Y PSIQUICA.

-     PADECER MENOS ENFERMEDADES, PUESTO QUE LAS ENFERMEDADES, EN PARTE SON UNA CONSECUENCIA DE ESTAS TENSIONES O ESTRÉS CRÓNICO.

-     Y EN DEFINITIVA QUE LAS PERSONAS SE RELACIONAN CONSIGO MISMAS.

VIVIMOS EN UNA SOCIEDAD DE LA IMAGEN, NARCISISTA, DESCONECTADA DE LAS SENSACIONES INTERNAS, DEBEMOS REENCONTRARNOS CON NUESTRO SER MÁS PROFUNDO, PARA SER LO QUE SIENTE QUE ES, NO LO QUE TOCA SER.

Paloma Gómez Otero

 

Psicologa-Psicoterapeuta

Dirección: Avda.de Hispanoamerica,38 Bajo (28341) Valdemoro Madrid

C/ Atocha,20-4ºD (28012) Madrid

Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. / Móvil: 616 50 27 88

Registrado  en la Agencia de Protección de Datos con el Código de Inscripción 2133091347

Centro Sanitario autorizado por la Consejería de Sanidad de la Comunidad Autónoma de Madrid con el Nº CS12096

FacebookTwitter